Juju Oliveira es una mujer trans brasileña que inició una campaña para advertir sobre los peligros de inyectarse silicona industrial, procedimiento que le deformó el rostro, las mejillas, nariz, barbilla y mandíbula.

De acuerdo con el diario Extra Globo, Oliveira inició su procedimiento en 2017 en una clínica clandestina.

«Parece ser mucho, pero cuando te lo pones parece poco. El problema es que con el tiempo duplica el tamaño. Mi problema son las mejillas y el cuello, porque la silicona se ha bajado”, dijo.

 

Juju inició una campaña para recaudar fondos con el objetivo de cubrir los gastos de una nueva cirugía, sin embargo, la suspendió por los comentarios de odio y bullying que sufrió tras hacerse viral en redes sociales.

“Lamento ponérmelo y creo que es importante advertir a la gente que no lo repita y no haga lo mismo. Hay un montón de travestis y transexuales que están empezando y que piensan que ponerse silicona es una maravilla. Es un peligro. Cuando lo pones es bello, maravilloso, pero con el tiempo se deformará. Nos lo ponemos y luego pagamos el precio”, advirtió.

Ella denunció que ha sufrido discriminación y comentarios de odio tanto en redes sociales como en la calle, en especial cuando la gente le grita el apodo de “fofao”, es un personaje de ficción de la serie de televisión infantil brasileña Balão Mágico y TV Fofão, quien tiene los cachetes inflados.

 

“Soy trans, tengo 30 años, trabajo en la calle, y cada vez que la gente me ve me grita: ¡Fofão! ‘. No es porque me compare con Fofão, es por la falta de respeto al estado en el que me encuentro. Mira cómo está mi cara. Muchas veces no quiero venir aquí, pero necesito ganarme un cambio”, lamentó.