El sitio web conocido como “Boystown”, fue cerrado por la policía alemana, era una de las mayores plataformas de pornografía infantil a nivel global.

La policía detuvo a tres sospechosos principales, acusados de operar y mantener la plataforma, tras registrar siete propiedades en Alemania a mediados de abril.

Los sospechosos son un hombre de 40 años que vive en Paderborn (oeste de Alemania), uno de 49 años de la zona de Múnich y otro de 58 años del norte de Alemania, que reside desde hace varios años en Paraguay, según fuentes policiales.

 

Un cuarto hombre, de 64 años y originario de Hamburgo, también ha sido arrestado como sospechoso de haberse registrado como miembro de la plataforma en julio de 2019 y de haber publicado más de 3.500 contribuciones en el sitio, lo que lo convierte en uno de los usuarios más activos.

«Entre las imágenes y grabaciones de vídeo que se compartían, había archivos que mostraban los más graves abusos sexuales a niños muy pequeños», dijo la fiscalía.

 

El sitio web llegó a tener más de 400.000 usuarios y se utilizaba para el intercambio de contenido:  fotografías y vídeos de carácter sexual con menores de edad, la mayoría de ellos varones, de todo el mundo.

 

Además del foro, la plataforma contaba con dos canales en varios idiomas para facilitar la comunicación entre sus miembros.

La página, ya cerrada, existía al menos desde junio de 2019 y solo era accesible a través de la llamada Darknet, red oscura, según las autoridades alemanas.

 

Las detenciones son fruto de meses de trabajo de una unidad de la policía alemana, que investigó durante meses la plataforma, sus administradores y usuarios, en cooperación con la Europol y las autoridades policiales de los Países Bajos, Suecia, Australia, Estados Unidos y Canadá, según el comunicado.