Varias agencias del orden, incluyendo el Buró Federal de Investigaciones (FBI), le siguieron la pista durante 22 años a un violador serial que atacó a ocho mujeres en Arizona.

Hace algunos días, una prueba de ADN condujo a los detectives hasta el domicilio de un recién retirado agente de la Patrulla Fronteriza.

John Daly III, de 57 años, fue arrestado este martes en Sierra Vista. Fueron por él agentes del servicio de los US Marshals en Arizona y de varias otras agencias. Ahora se encuentra en la cárcel del condado Cochise y enfrenta 13 cargos de agresión sexual, secuestro y robo.

Lo vinculan con al menos ocho violaciones y hay evidencia genética en tres casos que ocurrieron entre octubre de 1999 y noviembre de 2000. Las víctimas tenían 21, 32 y 35 años cuando sucedieron los hechos.

Daly supuestamente ingresó a sus casas durante la madrugada, ya fuese por la puerta principal de la vivienda o por una ventana abierta, les vendó los ojos de sus víctimas y las agredió sexualmente.

Ese modus operandi y una prueba de ADN que se realizó en febrero pasado llevó a los policías hasta la casa de Daly. “Una verificación de antecedentes mostró que John vivía cerca de cada una de las agresiones sexuales en el momento en que ocurrieron”, indica un comunicado de la Policía de Mesa.

Dos meses después, el análisis genético vinculó a Daly con otras dos agresiones sexuales, una reportada en Mesa y una más en Gilbert.