El Congreso de CDMX dio un paso importante en temas de impartición y acceso a la justicia para víctimas de pederastia, pues apenas el (25 de mayo) aprobó cambiar el Código Penal de la capital para que menores de edad puedan denunciar a su agresor hasta 30 años después del abuso.

Es decir, el Congreso CDMX amplió la prescripción del delito de pederastia ‘el abuso sexual contra menores de edad’ hasta 30 años después.

Actualmente, la pederastia o el abuso sexual, violación de niños y niñas prescribe después de 18 años.

Lo que buscaron los diputados y las diputadas de CDMX es que los delitos de violación y violación equiparada a menores de edad no pierdan vigencia y se dé tiempo para que las víctimas puedan denunciar tras la agresión sexual en el momento en que se sientan listas de manera física, mental y psicológica.

Ricardo Ruiz, diputado de Morena, recordó que hay varios motivos por los que un niño o una niña no denuncia en el momento, estos tienen que ver con su desarrollo psicosexual o las amenazas que hay a su alrededor, incluso del mismo agresor.

Justo por esto, los niños y las niñas suelen tener miedo de hacer la denuncia, además de la carga de “vergüenza social” que existe con su familia.

El Congreso de CDMX acordó el incremento de los años de prisión contra pederastas. Las penas ahora serán de 12 a 20 años de cárcel contra violadores y de cuatro a nueve años para quien “ejecute actos sexuales” contra niños y niñas.